Siria

Sentencia histórica

Un tribunal en Coblenza ha sentenciado al jefe de una prisión de tortura en Siria. Una entrevista con el abogado Anwar al Bunni sobre este logro de la diáspora.

 

Después de 107 días de proceso, el Tribunal Regional Superior de Coblenza ha sentenciado a Anwar Raslan, quien fuera jefe del Departamento de Inteligencia de la infame prisión de tortura “Branch 251” en Damasco, a cadena perpetua. Se le juzga por su responsabilidad en 4 mil casos de tortura y 58 asesinatos. ¿Cuál es su balance de este proceso judicial en Alemania por violación de derechos humanos en Siria?

La condena de Anwar Raslan en Coblenza es un acontecimiento histórico. Representa el primer caso en que un alto mando del régimen sirio es condenado por crímenes de guerra, así como por crímenes de lesa humanidad. La tortura y el encarcelamiento son el principal mecanismo de represión del régimen sirio: desde 2011, más de un millón de siri@s han sido encarcelad@s. Tod@s son sometid@s a torturas. Hasta el día de hoy, 105 mil personas han desaparecido de los centros de detención y nadie sabe si siguen con vida. Las armas químicas utilizadas en Siria han cobrado la vida a 6 mil personas, mientras que por lo menos 70 mil han fallecido a causa del encarcelamiento y la tortura. Es por ello que el juicio en Coblenza por tortura resulta tan impotante. Es también histórico, porque representa el primer caso en que la justicia llega antes que una solución de carácter político o militar. Hasta ahora había sido al revés, y eran las condiciones políticas las que decidían a quién se enviaba frente a un tribunal y a quién, por consideraciones de oportunidad, se le brindaba una amnistía. En este caso es diferente.

Actualmente existen otros procesos en curso en contra de más sospechosos sirios. ¿Cuáles son los más importantes?

Recientemente dio inicio un proceso en Fráncfort. El acusado cumplió con su servicio militar en el hospital militar de Homs, después fue transferido a Damasco, donde se desempeñó en la seguridad militar. Se le imputa haber torturado a opositores políticos y ha sido identificado por algunas de sus víctimas. En verano iniciará otro proceso en Alemania, esta vez en contra de un miembro de una milicia palestina que combatió al lado del régimen en el campo de refugiados de Yarmouk. El hombre estaba encargado de un punto de control que vigilaba el acceso al almacén y se le acusa por la tortura y el asesinato de por lo menos nueve personas. Se le imputa también haber herido de bala a más de treinta personas y haber violado a varias mujeres en la mezquita ubicada a un costado del punto de control. Como abogad@s, nosotr@s trabajamos en conjunto con las autoridades en Alemania, Países Bajos, Bélgica, Austria y Suecia para poner en marcha más procesos judiciales.

Ustedes han reunido los testimonios de l@s testigos. ¿Provienen tod@s, tanto perpetradores como víctimas, de la diáspora siria en Europa?

Ocurrió que las víctimas reconocieron directamente a los perpetradores o, en otros casos, fueron descubiertos de algún otro modo y las víctimas pudieron identificarlos mediante fotografías. No sólo reunimos testimonios de testigos, sino también pruebas recabadas en redes sociales o por otras organizaciones que documentan los sucesos de modo tal que podemos emplear después esta información frente a tribunales. Nosotr@s colaboramos estrechamente también con la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre la República Árabe Siria creada por la ONU, así como con otras instituciones internacionales.

¿Podría decirse que la diáspora siria dispone en instituciones como la suya de un tipo de infraestructura paraestatal en la que, a pesar del exilio, se vislumbra la representación legal?

Exactamente es así. Muchas organizaciones sirias han documentado crímenes o han realizado trabajo de cabildeo en el pasado; sin embargo, esta ha sido labor de activistas. Para la jurisprudencia se necesita de abogad@s que aseguren pruebas legalmente válidas y puedan acceder a testimonios de testigos que puedan ser sostenidos jurídicamente. Por esta razón, nuestra organización se compone únicamente de abogad@s, tanto aquí, como en Siria. Actualmente estamos capacitando a treinta abogad@s siri@s en toda Europa para la recolección de pruebas y la documentación de testimonios bajo criterios que garanticen su validez judicial en territorio europeo.  

¿Cómo analiza usted el papel de la Justicia alemana? ¿Representan estos procesos una nueva forma de derecho internacional?

La posibilidad de una jurisprudencia universal fue incorporada a la Ley Fundamental para la República Federal de Alemania en 2002. Ya hay registro de otros procesos internacionales y han sido creadas unidades especiales, tanto jurídicas como de la policía, que desde entonces se dedican a la investigación de crímenes de guerra, así como de crímenes de lesa humanidad. No obstante, hasta la fecha las investigaciones realizadas por estas unidades no han llegado a tribunales, por diversas razones. El hecho de que se haya conseguido por primera vez llevar a cabo y concluir un proceso judicial de este tipo, se debe también a que en Alemania existe una diáspora siria considerablemente grande.

¿Por qué los perpetradores abandonaron Siria?

En un estudio que realizamos al interior de la diáspora siria surgida después de 2015 en Alemania, demostramos que entre 60 y 70% de las personas no huyeron por haberse metido en problemas con el régimen de Assad. Muchas de las personas que realmente huyen de Assad frecuentemente no disponen de los recursos para llegar hasta Europa y viven ahora en Turquía o Líbano. La mayoría de l@s refugiad@s en Europa buscaban evadir el servicio militar o escapar de la miseria económica. Nosotr@s disponemos incluso de reportes, según los cuales el régimen de Assad ha enviado a sus fieles a Europa con la finalidad de poder acceder, también aquí, a una comunidad fiel de seguidores del régimen. Por ejemplo, el recientemente sentenciado en Coblenza, Anwar Raslan, había sido enviado a Europa con un encargo especial del régimen. Para perpetradores como él era impensable que aquí pudieran enfrentarse a consecuencias por sus actos; en último término, el Tribunal Penal Internacional no tomaría acciones en contra criminales sirios debido al veto de Rusia y China. Todos los ahora acusados vivían en una situación muy cómoda. Por ello, que el proceso se haya llevado a cabo y que haya emitido una sentencia, ha sorprendido a tod@s, inclusive a las víctimas. El gran significado del proceso de Coblenza radica también en el hecho de que no fue impulsado por la comunidad internacional, sino por la voluntad de las víctimas. El proceso de Coblenza es parte de las denuncias penales presentadas por aproximadamente cien siri@s en Alemania, Austria, Suecia y Noruega. Nos encontramos en una situación sin precedentes.

¿Qué significado tienen estos procesos al interior de una diáspora en Europa notoriamente diversa?

Tod@s los que creen en una Siria democrática manifiestan alegría por los procesos; tod@s los que han cometido crímenes, ahora tienen miedo. Nosotr@s partimos de que más de mil criminales de guerra viven aquí; no sólo del régimen, sino también del Estado Islámico y de otros grupos armados. Estamos tratando de dar seguimiento a todo esto. El proceso ha tenido también un impacto al interior de la comunidad siria que vive desde hace ya mucho tiempo en Alemania y en la cual también hay partidari@s de Assad. Ell@s creen en la propaganda del régimen tal y como es difundida por los medios de comunicación del Estado; sin embargo, este proceso ha desplazado las imágenes y certezas dominantes. ¿Cuál es el significado de este proceso para una Siria futura? Hoy en día resulta claro que no puede haber una normalización con respecto al régimen y sus crímenes; ahora no sólo hay acusaciones, sino sentencias con validez judicial. Se trata de crímenes de lesa humanidad, y habrá más juicios en los que esto quedará demostrado.

Entrevista: Katja Maurer
Traducción: Benjamín Cortés

medico international apoya desde hace muchos años el trabajo de esclarecimiento de las violaciones de derechos humanos en prisiones sirias. Parte de ello es el apoyo de representación legal para pres@s en Siria, así como del trabajo del MENA Prison Forum. Este se dedica al análisis crítico del sistema carcelario como un método de dominación en Oriente Medio y el Norte de África

Publicado: 29. marzo 2022

Haz un donativo!

 

This website uses cookies to improve user experience. By using our website you consent to all cookies in accordance with our Cookie Policy. Read more.