Cooperación y asociación

Reflexión conjunta en vez de evaluación unilateral

¿Consolidación o expansión? ¿Qué cooperaciones se realizan y cuáles no? Estas fueron las preguntas centrales de los talleres. (Foto: medico)
Mediante un proceso poco común, medico y su organización contraparte “Network of Ex-Asylum Seekers” en Sierra Leona reflexionan sobre su cooperación.

Por Julius Buecher y Ramona Lenz.

medico viene apoyando desde hace muchos años a organizaciones cooperantes dedicadas al área de desplazamientos forzados y migración, que abogan por la ayuda humanitaria de emergencia, brindan atención médica y respaldo psicológico, y defienden los derechos de los desplazados y migrantes. A menudo se trata de organizaciones formadas por los propios afectados. Este es el caso de la red de ex solicitantes de asilo en Sierra Leona, denominada “Network of Ex-Asylum Seekers” (NEAS), que fue formada como organización de autoayuda por personas a las cuales se les denegó el asilo. La experiencia que une a los activistas de NEAS es la denegación de asilo en Alemania y la difícil situación por la que atraviesan luego de su involuntaria repatriación a Sierra Leona.

En conversaciones llevadas a cabo por colegas de medico en el 2011 con representantes de NEAS, quienes informaron sobre las graves consecuencias psicosociales de su repatriación forzosa en una sociedad que – en su ignorancia sobre los motivos de la denegación del asilo

– los estigmatiza como fracasados o incluso delincuentes. Ante esta situación, NEAS se enfoca principalmente en informar a la opinión pública sobre las políticas de migración y denegación de asilo, ofrecer apoyo psicosocial a los repatriados y defender sus derechos. “Merece la pena reflexionar juntos sobre la historia de nuestra cooperación con un grupo de autoayuda inicialmente caótico e inestable”, opinó Tejan Lamboi, quien actúa como asesor de ambas organizaciones desde el inicio de la colaboración. En retrospectiva, su conclusión es la siguiente: “Cuando medico empezó a apoyar al grupo, este todavía estaba muy desorganizado. Los miembros de NEAS se pusieron muy contentos por la cooperación, que consideraban algo singular y poco común.” En 2017, surgió la necesidad de ambas partes de dar un paso atrás y reflexionar sobre el trabajo conjunto. Desde un inicio, medico dejó en claro que esto no implicaba poner en duda la continuación de la cooperación. Esta reafirmación de la confianza en la labor conjunta era importante, para prevenir que el proceso de reflexión se viera perjudicado por el inevitable desequilibrio entre la organización donante y la receptora de los fondos.

Interrogantes y conclusiones

Al comenzar la fase de reflexión, Tejan Lamboi llevó a cabo un taller con los miembros de NEAS. Este dio como resultado un informe en el que se documentaban las principales interrogantes estratégicas respecto al futuro desarrollo de NEAS, así como las expectativas frente a la continuidad de la cooperación con medico. Sobre esta base, las colegas responsables de medico pudieron incidir directamente sobre las interrogantes y necesidades de NEAS en sus siguientes visitas a Sierra Leona, y continuar centrándose en los ya iniciados temas de discusión a través de nuevos talleres y conversatorios. Las colaboradoras involucradas en este proceso por parte de medico fueron Sabine Eckart, responsable del tema de la migración y también de la evaluación del proyecto, y Usche Merk , encargada del área de trabajo psicosocial en medico, quien ha venido apoyando a NEAS desde el inicio como coordinadora del proyecto.

Un tema central que preocupaba a los miembros de medico era el siguiente: ¿Sería mejor consolidar primero a la organización, es decir, fortalecer y asegurar su metodología de trabajo actual? ¿O debería intentarse más bien seguir expandiendo, lo cual implicaría extender las actividades en el ámbito de la ayuda directa a otros solicitantes de asilo rechazados? En este punto, NEAS enfrentaba un dilema que afecta a muchos actores de la sociedad civil dedicados al ámbito de la migración: “Las organizaciones que intentan atender las emergencias humanitarias causadas por un retorno involuntario a menudo corren peligro de convertirse en cómplices y ayudantes de las prácticas de denegación de asilo y repatriación, que en realidad repudian,” explicó Sabine Eckart.

Aquí se trata de estar siempre conscientes de este dilema y examinar cuidadosamente con qué actores cooperar y a qué nivel, para prevenir las relaciones de dependencia o reducir las existentes en la medida de lo posible. También para medico, este proceso de reflexión conjunta con NEAS ha puesto sobre el tapete interrogantes claves, que surgen una y otra vez. El trabajo con organizaciones como NEAS, que operan en contextos extremadamente frágiles, implica una especial responsabilidad para medico. De hecho, la situación económica de las organizaciones cooperantes también influye sobre la capacidad de medico de asumir un compromiso político duradero.

La ayuda solidaria entra a la contienda

NEAS es una organización de autoayuda y las destrezas de sus integrantes se basan en sus propias experiencias de denegación de asilo. Este hecho trae consigo otros desafíos. Las organizaciones de autoayuda suelen crearse sobre la base de una experiencia fundamental compartida por todos los miembros. En este sentido, medico enfrenta una y otra vez el reto de apoyar estos importantes procesos de auto-empoderamiento, pero a la vez no contribuir a perpetuar las trayectorias de victimización. “El factor más importante para el grupo de autoayuda consiste en permitir a sus miembros asumir nuevamente el rol de actores, de sujetos capacitados para tomar acción, y no seguir sintiéndose como objetos traumatizados de la exclusión y la arbitrariedad,” señala Usche Merk. Como resultado de la reflexión participativa, medico decidió apoyar en el futuro el desarrollo organizacional de NEAS en forma más dirigida, de tal manera que los miembros puedan simultáneamente adquirir calificaciones profesionales para acceder a perspectivas laborales fuera de la organización. La ayuda solidaria, tal como la entiende medico, aborda terrenos marcados por distintos intereses y asimetrías de poder, que imposibilitan un accionar libre de contradicciones. Aun así, intentamos en lo posible esforzarnos por lograr los objetivos comunes en pie de igualdad. Durante el proceso de cooperación, aprendemos unos de otros y nos transformamos. Las fases de reflexión permiten fortalecer la cooperación y continuar con la labor conjunta sobre nuevas bases. Lo mismo sucede con NEAS, a la que seguiremos apoyando en su esfuerzo por seguir su propio camino para defender los derechos de los rechazados.


Publicado:

    Jetzt spenden!

     

    This website uses cookies to improve user experience. By using our website you consent to all cookies in accordance with our Cookie Policy. Read more.